Submáquina, Esther García Llovet

Esther García Llovet (Málaga, 1963) publicó en 2009 Submáquina, espléndido libro que cifra parte de su potencial en el extrañamiento. Ignoro si éste es deliberado, aunque la ausencia de efectismo en el uso del mismo hace pensar que se trata más bien de que la obra exigía una coherencia dentro de un despiece aparentemente desordenado para constituirse como tal. Submáquina narra varios episodios de la vida de Tiffani Figueora, ex policía que ahora trabaja por cuenta propia. Dichos episodios pueden leerse, y además funcionan de maravilla, como cuentos, aunque el libro gana por el eco que unas piezas ejercen sobre las otras. A pesar de que hay mucha acción, la atmósfera y el intersticio priman, y se despliega un paisaje moral que también es físico. El libro traza un caos inevitable, fruto de su ordenación y de las elipsis, y un contenido que, sin hacer especiales acrobacias, resulta no obstante raro en su conjunto. La escritura es limpia, rápida, con algún fogonazo lírico que no llama la atención porque lo que está en primer plano es lo que se cuenta. El narrador, distante, se resiste a la subjetivización y a las conclusiones. Desde el punto de vista temático, resulta difícil decir de qué trata Submáquina. No hay aquí ningún Gran Tema, sino una alternancia de motivos que, aun cuando son muy concretos, dibujan un argumento abstracto. En teoría ello posiciona a estas 152 páginas, que se leen a una velocidad de vértigo, en el supuesto lugar de lo puramente literario; sin embargo, tal lugar implica una voluntad de planificación de la que García Llovet parece prescindir, al menos por la libertad compositiva que rezuma el libro, libertad que no desdeña el azar: Marguerite Duras decía en Escribir que parte de la bondad de una obra radicaba en los errores que se tornaban aciertos. Digo que no hay ningún Gran Tema, pero si a la autora se le hubiera antojado podría haberlo habido. Porque lo que sí hay es autonomía.

Esta reseña se publicó originalmente en la Revista 33o ml. La fotografía es de Asís G. Ayerbe.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s